Tatuajes de Mandalas: Origen, Tipos, Significado e Ideas

tatuaje de mandala

Detrás de las intrincadas y laberínticas formas de los mandalas existe un complejo fondo espiritual que posee su origen en el hinduismo y el budismo. Durante los últimos años pintar y dibujar mandalas se ha convertido en una terapia con muchísimos beneficios para quienes lo practican. Según la RAE los mandalas son dibujos complejos que representan al universo y que sirven como apoyo de la meditación. Esto quiere decir que es una de las principales herramientas para meditar.

¿Cuál es el origen de los mandalas?

Los mandalas poseen su origen en la India y se remontan a la época prehistórica. La palabra mandala es de origen sánscrito que significa círculo o rueda y es una forma usada por los pueblos antiguos para representar al universo.

Cada mandala posee su propia interpretación según las formas y los colores que se utilicen. A la hora de pintar un mandala o dibujarlo, hay que tener en cuenta el diseño y los colores que se emplean. Cabe destacar que no existen patrones a seguir, por lo que podrás escoger el que más te guste. ¡Déjate llevar por tu inconsciente!

mandala tatuajes en el brazo

Significado de las formas de los mandalas

El significado de los mandalas no solo dependerá de los colores sino también de las formas, y las principales son: círculo, cuadrado, triángulo, hexágono, estrella, pentágono, mariposa, corazón, laberinto, etcétera.

  • Laberinto: es muy común en los mandalas y representa la confusión y la autorreflexión.
  • Mariposa: está relacionado con la transformación y la auto-renovación del alma.
  • Pentágono: representa el agua, la tierra y el fuego.
  • Hexágono: significa el equilibrio y la unión de los opuestos.
  • Estrella: esta forma está asociada con la libertad y la espiritualidad.
  • Corazón: su significado tiene mucho que ver con la unión, la felicidad y el amor.
  • Espiral: representa las energías curativas.
  • Triángulo: está relacionado con el agua, la vitalidad y la transformación
  • Círculo: significa seguridad, el verdadero yo y lo absoluto.

Ideas de diseños populares de mandalas

Mandala floral

Es uno de los diseños más comunes para los mandalas tatuajes. Las flores de por sí ya son muy bonitas pero cuando las usas en el arte mandala el resultado es realmente una obra maestra. Muchas personas prefieren diseñarlo en color negro y otras, multicolor. Tatúate una mandala floral hecha con diversas formas geométricas desde el centro hasta crear una composición detallada. El significado de este tipo de tatuajes está asociado a la vida, al enriquecimiento de la persona y al éxito.

Mandalas tribales

Este es otro tipo de tatuajes de mandalas que está ganando mucha popularidad en todo el mundo. Aunque se lo relaciona con las artes oscuras, lo cierto es que los patrones tribales son obras de diversas tribus y culturas étnicas. Las personas que aman la música punk rock y hard core metal, a menudo utilizan este tipo de tatuajes.

Santidad

Inspirado en las deidades budistas e hinduistas, donde se sitúa uno de los cientos de dioses de estas religiones en el centro y se rodea con un patrón decorativo que proporciona majestuosidad y espiritualidad.

Geometría

Este diseño de mandalas tatuajes está compuesto por patrones de diversas figuras geométricas como círculos y triángulos que se combinan de una manera armoniosa formando diferentes elementos.

Vidriera

Si mezclas las mandalas convencionales del oriente y las vidrieras medievales de Europa podrás obtener un tatuaje de mandala estupendo. Este tipo de mandalas tatuajes está compuesto de patrones parecidos a los rosetones de las catedrales, siendo un diseño ideal para los religiosos. Normalmente, estos tatuajes están hechos con tinta multicolor para parecerse aún más a las vidrieras de las iglesias, lo que le sumará un gran atractivo al diseño del mandala. Ten en cuenta que para tener este tatuaje probablemente pases horas y horas haciéndotelo, por lo que tendrás que armarte de paciencia. No desesperes, pues toda la espera valdrá la pena.

Mandalas de hojas

Son uno de los motivos más elegidos por las mujeres y consta de crear un mandala a base de hojas que se repitan en las diversas capas, haciendo que se vea mucho más profundo.

Las zonas más frecuentes para tatuarse un mandala son los muslos, los hombros, la espalda y el pecho. No obstante, si el diseño es pequeño, también puedes tatuártelo en el tobillo o en la muñeca.