Tatuajes en la cara

Los tatuajes en la cara están reservados solo para unos pocos. Aunque muchas son las personas que se tatúan el rostro para disimular alguna cicatriz, lo cierto es que pocos se atreven a tatuarse la cara porque sí. Incluso si le preguntas a un tatuador sobre hacerse un tatuaje en esta área del cuerpo, seguramente te aconseje buscar otra zona antes que la cara.

Tatuajes en la cara

Lo que debes tener en cuenta

Y es que muchos son los factores que juegan en contra, pues el rostro, al igual que las manos, está todo el tiempo expuesto a las inclemencias meteorológicas y, además, puede traernos problemas tanto en el ámbito social como laboral. Por otra parte, debes tener en cuenta que si en algún momento te arrepientes de tener un tatuaje en la cara, la eliminación con láser puede no ser satisfactoria, pues deja marcas. Claro está que los tatuajes en la cara no son para todos.

Asimismo, tienes que tener tu futuro laboral bien definido a la hora de tatuarte el rostro, dado que es algo con lo que deberás lidiar todos los días. Recuerda que no habrá manera de ocultarlos a no ser que utilices maquillaje constantemente. Si eres amante de los tatuajes, te aconsejo que lo hagas en otro sitio, pero si aun así estás decidido en hacerlo, a continuación comparto contigo algunas ideas.

Tatuajes pequeños para el rostro

Actualmente, la gente continúa siendo conservadora con respecto a los tatuajes. En su gran mayoría, aceptan cuando están en cualquier parte del cuerpo, pero por algún motivo los tatuajes en la cara son inaceptables. Hay muchísimos tipos de tatuajes faciales y, aunque claro está que no debemos juzgar un libro por su portada, no a todas las personas les apetece hablar con quien tiene tatuada su cara. Si crees que no podrás acostumbrarte a que las personas te miren mal, entonces un pequeño tatuaje como este de diamante es una excelente idea.

Tatuajes realistas

Este es un tatuaje increíble y realista que nos deja sin palabras. Sin duda alguna para llevarlo debes ser muy audaz.

Tatuajes de estrellas

Los tatuajes en la cara de estrellas son perfectos y sutiles para todas las mujeres. Son muy atractivos como podrás ver e incluso muchas personas pueden cambiar de opinión acerca de los tatuajes faciales. Además, si tienes el pelo largo, es posible que puedas cubrirlo si alguna vez lo precisas.

Tatuajes de estrellas en la cara

Tatuajes de tinta blanca

Aunque los tatuajes de tinta blanca no son habituales como los que se hacen en negro o en colores, una de las grandes ventajas es que son visibles desde la distancia. Este tipo de tatuajes se vería fabuloso si se hiciera para decorar una cicatriz, dado que esta pasaría desapercibida. Si no lo crees, observa la imagen.

Tatuajes originales y creativos

El tatuaje de este hombre se puede confundir con su cabello fácilmente, sobre todo cuando se realiza en negro. Aunque se trate de un diseño creativo y llamativo, si tienes la piel sensible, presión arterial elevada, niveles elevados de azúcar en sangre o cualquier condición en tu piel, debes evitar hacerte un tatuaje en el rostro, pues podría empeorar tu condición médica y poner en riesgo tu vida.

Tatuajes en la cara, la oreja y la cabeza

Si deseas hacerte un tatuaje en la cara extraordinario, observa este que abarca la cabeza, la cara y la oreja. Si te ha fascinado recuerda que si no estás listo para luchar contra el dolor o aceptar que no son del todo aprobados socialmente, tendrás que reconsiderar tu elección una vez más.

Tatuajes de frases o palabras

Los tatuajes de palabras o frases en el rostro son un gran éxito, aunque una sola palabra se verá mucho mejor que una larga oración en tu cara. Es preferible hacerse un tatuaje así en un lugar discreto como en la frente. Lo bueno de hacerlo en esta zona es que puedes cubrirlo con un pañuelo, un gorro o un simple flequillo.

Tatuajes tribales

Desde los albores de la humanidad, los tatuajes tribales se han hecho tanto en mujeres como en hombres para decorar su piel y distinguir a que tribu pertenecía. Estos diseños poseen su origen en tribus antiguas como las de Borneo, los Maoríes, los Celtas, los de las Islas Marquesas en la Polinesia, etcétera. Afortunadamente, en la actualidad los tatuajes son menos dolorosos de lo que solían ser.